“- Entonces, ¿a qué te dedicas?
– Trabajo en comunicación, hago labores de prensa, social media, community management…
– ¿Y eso qué es?
– Redes sociales, ya sabes, Facebook y esas cosas.
– ¡Ahhhh! ¿Y dónde trabajas?
– Pues trabajo desde casa, soy freelance.
– ¿Desde casa? ¿Así que trabajas en pijama? ¡Qué suerte tienes!”

¿Os suena esta conversación? Si al igual que yo pertenecéis al grupo de los profesionales de la comunicación freelance, estoy convencida de que reconocéis estas líneas.

Con este post, lo que quiero transmitir son las ventajas e inconvenientes de la vida del freelance. Para ello, me he basado en mi experiencia (y por lo tanto opinión) personal. Aunque podría haber escrito más puntos, me he centrado en tres de cada:

Ventajas

– Principal ventaja del mundo del freelance: El horario es flexible y por lo tanto puedes organizar tu jornada no sólo en función del trabajo, sino también en función de otros asuntos personales, de estudios o de trayectoria profesional.

– Trabajas de una manera más libre, sin sentirte presionado por el ambiente laboral. Trabajas y creces profesionalmente a tu ritmo, sin que nadie te esté examinando mientras estás escribiendo.

Leer más