1

Hace un par de años, en este mismo blog, me declaraba abiertamente a favor de la era multitarea que nos ha tocado vivir. Y sin embargo, después de haberla puesto en práctica de forma diaria, cada vez soy más consciente de la necesidad de poder concentrarse en una única cosa para que el resultado sea más eficaz. No nos engañemos, empezar a escribir un post mientras contestas cinco emails, llamas por teléfono, echas un vistazo a los últimos WhatsApp y lees las actualizaciones de Facebook… ¡no es productivo!

Si te fijas, en los últimos años no había blog de nuevas tecnologías, coaching y estilo de vida que no hablara en algún momento sobre las mejores técnicas para incrementar la productividad, incluso se han duplicado las apps que nos ayudan a no perder el foco. Un ejemplo es la conocida como técnica del pomodoro que nos «fuerza» a centrarnos en la realización de una misma tarea durante 25 minutos seguidos para después hacer un descanso y ponernos con otra.

Entonces, ¿lo moderno, lo cool, lo hipster, lo millennial (me igual cómo lo llamemos), no era hacer mil cosas a la vez? Pues puede que sí, que sea lo más in si lo que nos interesa es el postureo. Sin embargo, la realidad nos demuestra que lo mejor para ser más productivo, no echar más horas de la cuenta y poder tener vida propia es tener la cabeza bien estructurada, organizada, y poner nuestra atención a una tarea determinada para después, pasar a hacer lo siguiente.

Leer más