«En respuesta a las nuevas directrices de Facebook, por la presente declaro que mis derechos de autor están unidos a todos mis datos personales, ilustraciones, cómics, pinturas, fotos y videos profesionales, etc., como resultado de la Convención Berner (…)».  ¿Cuántas veces has leído este mensaje en lo que llevamos de semana?

Lo primero que pensé es, ¿de qué va todo este rollo? ¿De verdad si copio y pego este texto mis derechos de autor van a estar a salvo? Y lo peor de todo, ¿de verdad la única manera de salvaguardarlos es publicar este mensaje en mi muro e incitar a que el resto de mis contactos lo lean y lo compartan en sus muros? ¡Esto es spam!

Es exactamente lo mismo que los típicos emails que llegaban (si no me equivoco, aún queda alguno circulando por la red) a nuestra bandeja de entrada para afirmar que si no reenviabas el email a 15 personas, tu cuenta de Hotmail se cerraría en los próximos días. Amigos, por favor, seamos serios y no fomentemos estos bulos.

Ante esta avalancha, Facebook ha desmentido la información desde su página española:

«Circula el rumor de que Facebook va a realizar cambios con respecto a la propiedad de la información y contenido que los usuarios publican en la página. Esto es falso. Cualquier persona que utiliza Facebook, como indican nuestros términos de uso, es propietario y tiene el control de toda la información que publica. Los usuarios pueden controlar qué contenido e información comparten. Ésta es nuestra política, y siempre ha sido la misma. Puedes encontrar más información aquí: http://www.facebook.com/policies«.

Leer más