Blog de Beatriz Cebas

Periodista, Project Manager. Fundadora de Flamingo Comunicación. Loca por el cine y la música :)

La crisis, los jóvenes y el necesario cambio de mentalidad

Keep goingEn España, los jóvenes no tenemos muy desarrollado el espíritu emprendedor. O por lo menos, no lo teníamos hasta ahora. Sin duda, este cambio de mentalidad es una de las pocas cosas buenas que ha traído la crisis. Y hablo de los jóvenes porque nuestros padres y abuelos ya tuvieron que ingeniárselas en su día para buscarse la vida, no les quedaba otra. Igual que ahora, con la diferencia de que nosotros salimos al campo de batalla con una valiosa arma, tan escasa en la generación de nuestros padres: la formación.

Somos la generación más formada, repiten los medios una y otra vez para hacer referencia a la gran pérdida de talento de los jóvenes. Nos han tachado como “la generación perdida“. Y yo me pregunto, ¿por qué no le damos la vuelta a la tortilla? Contamos con un conocimiento brutal que nos puede ayudar a ser más resolutivos y creativos. Es cierto que la falta de recursos económicos no ayuda, eso es innegable, pero quizás parte del problema provenga de esta mentalidad, todavía anclada en muchos jóvenes, de ir a la universidad para “meter cabeza” en una gran empresa o sacarse una oposición. Es decir, asegurarse un futuro tranquilo y a salvo de imprevistos. Como sabemos ahora, esto, además de ser muy aburrido, es poco realista.

Tradicionalmente se ha entendido el riesgo como un elemento negativo que aporta inestabilidad. Pero únicamente cuando se arriesga, cuando se apuesta por algo en lo que uno cree, es cuando se puede ganar. Y ahora, con la actual situación de crisis, es cuando tenemos que atrevernos a soñar, a salir de nuestra zona de confort y a luchar por hacer algo diferente. Es cierto que nos puede salir mal, pero nos ayudará a crecer y a adquirir una más experiencia tan rica y valiosa que nos dará fuerzas para volver a ilusionarnos por nuevos proyectos. Entonces, cambiaremos nuestra mentalidad y veremos que no todo está perdido.

Tenemos que ver el lado positivo de la situación actual, porque lo creamos o no, siempre hay un lado positivo. Además, la otra opción es estancarse y entrar en un pozo negro del que es difícil escapar. No somos la única generación que lo ha tenido difícil, que ha tenido que arriesgarse, luchar y buscarse la vida para salir adelante. No dejemos que el dinero nos limiten más de la cuenta y aprovechemos las ventajas que nos ofrecen las nuevas tecnologías y el vivir en un mundo globalizado.

En esta entrevista, Aleix Saló habla de este tema y afirma que “a los jóvenes, nos han dejado las migajas” y que “hay que empezar a olvidarse de los trabajos con contrato” porque cada vez va a haber menos. Además, “los freelance y autónomos siempre han tenido más capacidad para adaptarse a los cambios”:

Aunque sea duro, si hay que salir fuera, salgamos, no seremos ni los primeros ni los últimos en hacerlo. Pero tampoco podemos obviar que en España no todo está perdido, aún existen oportunidades que alcanzar y proyectos que construir. Aprovechemos la oportunidad que se nos ha brindado para empezar de cero, pensar, aprender algo nuevo, agudizar nuestro sentido de la supervivencia y en definitiva, ser más aventureros. Todo lo demás vendrá después. No lo olvidemos, lo mejor siempre está por llegar.

Imagen: The Hobby Maker

Anterior

Social Media explicado a través del café

Siguiente

Taller “Cómo lanzar una campaña de crowdfunding”

4 Comentarios

  1. Una vocecita me dice que lo que se está agudizando es el sentido de la solidaridad. La apuesta más arriesgada es formarse para servir a los demás seres sociales, buscar eso que León Felipe llama la “virtud” sin “escuela”. No habrá un nuevo mercado sin un nuevo estado social: mirad al norte para crearlos, en vez de para emigrar (o después).

  2. Una vocecita me dice que lo que se está agudizando es el sentido de la solidaridad. La apuesta más arriesgada es formarse para servir a los demás seres sociales, buscar eso que León Felipe llama la “virtud” sin “escuela”. No habrá un nuevo mercado sin un nuevo estado social: mirad al norte para crearlos, en vez de para emigrar (o después).

  3. Yo ya me he apliqué, casi sin querer, la “receta emprendedora “desde 2002, con empresa propia 5 años y otros 6 de autónomo después. Y lo que falla, para mi y resumiendo mucho, son los interlocutores (que no están a la altura de las nuevas ideas, no quieren cambiar o no reparten la “tarta”), la falta de búsqueda de talento que siempre ha habido en España, el ya cansino “amiguismo”/chanchulleo y el miedo… que ahora se apodera de todo y te hace trabajar en balde con “mareos” y propuestas absurdas. Por lo demás, de acuerdo con el artículo.
    En las masterclasses que doy (sobre autoproducción audiovisual o los casos de fracaso/exito de mis films como productor) no faltan nunca los consejos prácticos de cómo hacerse o ser autónomo (y no morir en el intento) o incluso montar o hacerse socio de cooperativas de freelances, como “opción intermedia” y quizá acorde a los nuevos tiempos.
    Siempre defendiendo unos mínimos (aunque esté todo a la baja), cuidar, por favor, lo detalles y la profesionalidad/disponibilidad/agenda de los profesionales. Eso vale mucho.
    Y para termianr: Más allá de “creer en mi pais”, soy de los que prefiere quedarse y, currar mas que nunca, esperando que todo lo que he sembrado en estos años de freelancismo, da por fin sus frutos, justo cuando “todo va mal” oficialmente.
    En este primer trimestre de 2013, curiosamente, lo he conseguido. Es “mi lado bueno de las cosas”.
    Un saludo

  4. Yo ya me he apliqué, casi sin querer, la “receta emprendedora “desde 2002, con empresa propia 5 años y otros 6 de autónomo después. Y lo que falla, para mi y resumiendo mucho, son los interlocutores (que no están a la altura de las nuevas ideas, no quieren cambiar o no reparten la “tarta”), la falta de búsqueda de talento que siempre ha habido en España, el ya cansino “amiguismo”/chanchulleo y el miedo… que ahora se apodera de todo y te hace trabajar en balde con “mareos” y propuestas absurdas. Por lo demás, de acuerdo con el artículo.
    En las masterclasses que doy (sobre autoproducción audiovisual o los casos de fracaso/exito de mis films como productor) no faltan nunca los consejos prácticos de cómo hacerse o ser autónomo (y no morir en el intento) o incluso montar o hacerse socio de cooperativas de freelances, como “opción intermedia” y quizá acorde a los nuevos tiempos.
    Siempre defendiendo unos mínimos (aunque esté todo a la baja), cuidar, por favor, lo detalles y la profesionalidad/disponibilidad/agenda de los profesionales. Eso vale mucho.
    Y para termianr: Más allá de “creer en mi pais”, soy de los que prefiere quedarse y, currar mas que nunca, esperando que todo lo que he sembrado en estos años de freelancismo, da por fin sus frutos, justo cuando “todo va mal” oficialmente.
    En este primer trimestre de 2013, curiosamente, lo he conseguido. Es “mi lado bueno de las cosas”.
    Un saludo

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: