Despido el 2012 como siempre, haciendo un balance del año. Pensando en los objetivos cumplidos y en los que se han quedado por el camino. ¿La conclusión? Positiva. ¿La proyección para el 2013? ¡Mejor aún!

Y es que, como dice este vídeo de Inknowation, hay que atreverse a soñar porque “lo que tu no decidas, otros lo harán por ti“. Por eso, durante el 2012 me he esforzado por salir de mi zona de confort para adentrarme en la zona de aprendizaje y en la de pánico. Satisfecha con el resultado, trabajaré para que el 2013 sea una continuación de esta actitud.

Porque la vida es riesgo, y quien no arriesga no gana. Por eso, si me preguntan si me atrevo a soñar la respuesta siempre será: “Sí, por supuesto”.

¿Y tú? ¿Te atreves a soñar?

¡¡Feliz 2013!! ¡El futuro es nuestro!